Un paseo por Macharnudo

Uno de los lugares más señalados de la campiña jerezana es el pago de Macharnudo. La renacida tendencia del jerez ha provocado que recientemente aflore la fama de este enclave, pero la historia del Marco indica que su leyenda se ha labrado a lo largo de siglos y siglos en los que ha producido el fantástico fruto que ha terminado generando nuestros conocidos generosos. Hoy damos un paseo por Macharnudo, y lo hacemos de la mano de José Manuel Malvido, ingeniero agrónomo de Grupo Estévez.

Paseo por Macharnudo
Zona del pago de Macharnudo de Viña Los Arcos. | ELG

Ubicado a unos cinco kilómetros del casco urbano en la zona noroeste de Jerez, Malvido cuenta que uno de los motivos por los que este pago ha alcanzado fama internacional se encuentra en la riqueza de la tierra. Y es que nuestros pies se apoyan en “suelos calcáreos con una caliza bastante considerable y restos óseos de sílice proveniente de las diatomeas”. La explicación es tan sencilla como curiosa, pues el ingeniero de Grupo Estévez recuerda que “toda la zona estaba bajo el nivel del mar en la época del oligoceno”.

Singularidad de Macharnudo

¿Qué aporta todo esto a la uva? Pues prácticamente todo. La singularidad de esta albariza le confiere al jerez “una gran salinidad, mineralidad y les aporta ese carácter tan peculiar a los vinos

La zona está repleta de palomino fino. En el paseo por Marcharnudo comprobamos que en pleno mes de abril el verde ya comienza a comerle terreno al beis albariza gracias a las lluvias caídas recientemente. José Manuel Malvido destaca que “la brotación es bastante homogénea, ya se ven los futuros racimos” y espera “tener una buena cosecha que aporte calidad a los vinos de la bodega”.

Juan Souto y José Manuel Malvido, durante el paseo por Macharnudo. | ELG

De aquí saldrá la materia prima para botellas tan consumidas como Fino Inocente, Amontillado Tío Diego o Del Príncipe, aunque en estos míticos viñedos Grupo Estévez trabaja varias de sus marcas, e incluso otras bodegas como Fundador (con un número de hectáreas algo inferior), González Byass o Luis Pérez (ambas con el control de zonas mucho más pequeñas) también cuenta con algunas porciones de las 600 hectáreas de Macharnudo.

Sin duda, para Grupo Estévez supone un gran privilegio disfrutar de una gran porción de este legendario pago, pero al mismo tiempo José Manuel Malvido destaca que “es una gran responsabilidad. Ser la empresa con más viñedos del Marco de Jerez supone un gran peso y, por eso, tenemos la obligación de hacer muy bien nuestro trabajo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Comparte con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Enlagloria.net | Todos los derechos reservados 2021-2022

Enlagloria.net, necesitamos su consentimiento y aceptación de las cookies, para que tengas una mejor experiencia de navegación en nuestro portal. Por tanto, ¿Aceptas las cookies?    Configurar y más información
Privacidad
X