Los Monos

Hoy me asomo por aquí con permiso de todos ustedes para hacer de esta tribuna una recomendación. Es una alegría ver como, pese a los dos años aciagos de esta pandemia que amenaza con no dejarnos en paz todavía durante un tiempo, proliferan por Jerez nuevos establecimientos, nuevas propuestas gastronómicas, originales, de gran nivel, que siguen dibujando y completando un mapa de sabores único para propios y extraños.

Esta semana una reunión entre amigos me llevó a uno de esos lugares. Días antes, al pasar en coche por la calle Arcos ya había llamado mi atención, justo después de la iglesia de La Coronación, un amplio ventanal en el muro de las Bodegas Fernández Gao, poco antes de llegar a ese otro templo llamado Lustau. En ese tramo de la calle Arcos, de naranjos y paredes encaladas, donde todavía es posible aspirar el aroma de los vinos que antaño impregnaba casi cada esquina de la ciudad. Allí acaba de abrir sus puertas hace pocas semanas Los Monos. ¿Es un tabanco? ¿Es un Sherry Bar? ¿Es una bodega? ¿Es un gastrobar? Pues es todo eso y, por mi experiencia esa noche del jueves, puede ser lo que quiera de mayor.

Los Monos. Calle Arcos 51

El concepto, la idea, el escenario son brillantes. Dentro de las Bodegas Fernández Gao han habilitado una sala que conecta directamente con un maravilloso patio interior de naranjos y suelo empedrado y que, con ese ventanal del que antes hablaba como balcón a la calle Arcos, convierte el conjunto en uno de los lugares más agradables que he pisado últimamente en la ciudad. El patio promete y mucho para las noches de verano, por cierto.

Pero el envoltorio, como ustedes bien saben y ejemplos haylos, no es lo único ni más importante en un negocio de hostelería. Los Monos presenta una carta no muy extensa pero con propuestas variadas y nuevas miradas a la cocina tradicional. Verdaderamente increíbles las ‘Mollejas en manteca colorá’, muy bien rematada la ensaladilla y un placer exquisito el ‘Tartar de atún picante’. Pescado, frituras y carnes completan un menú que estoy seguro nos reserva más de una agradable sorpresa.

Los Monos. Interior

Si a todo esto le añadimos un buen servicio, camareros y camareras muy jóvenes pero experimentados y agradables en el trato, y los vinos de Fernández Gao (no se pierdan el fino) el resultado final es un lugar que les recomiendo hoy con el deseo de que Los Monos siga durante muchos años por ese buen camino que parece haber emprendido con sus primeros pasos.

Javier Benítez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Comparte con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Enlagloria.net | Todos los derechos reservados 2021-2022

Enlagloria.net, necesitamos su consentimiento y aceptación de las cookies, para que tengas una mejor experiencia de navegación en nuestro portal. Por tanto, ¿Aceptas las cookies?    Configurar y más información
Privacidad
X