«Vivir la experiencia del flamenco» en la nueva sede de la Peña Buena Gente

Lo de la nueva sede de la Peña Flamenca Buena Gente ha sido como un embarazo de dos años. Muchos meses de sacrificio y dificultades, pero en cuanto le han visto la ‘carita’ a su nueva casa, a los socios se les han olvidado todos los males. La Nave del Aceite y la dependencia del Ayuntamiento han quedado atrás para dar la bienvenida a un pomposo espacio ubicado en la calle Basurto, en pleno barrio de San Mateo.

Nicolás Sosa, presidente de la Peña Flamenca Buena Gente. | ELG

Probablemente Nicolás Sosa, presidente de la Buena Gente, haya sido el que más ha sufrido esta interminable gestación, pero tras el tira y afloja con el Consistorio, el acuerdo de patrocinio con Bodegas Fundador y la rehabilitación de las antiguas oficinas de Domecq se siente “muy contento y orgulloso del resultado final. Ha supuesto un sacrificio importante, pero gracias a Dios la junta directiva ha realizado una gran labor y los socios un trabajo impagable”. 

Una sede en el barrio de San Mateo

El olor a nuevo que desprende cada rincón de la sede de calle Basurto hace olvidar la compleja travesía que ha supuesto esta mudanza, sin embargo, Sosa no puede negar que “se ha pasado muy mal. Es cierto que la peña ha sufrido varios cambios de sede, pero sentíamos que la Nave del Aceite era nuestra casa. Cualquier opción de salir era traumática. Por eso hemos defendido nuestros intereses dentro de nuestras posibilidades y la labor altruista que hacíamos de aportar valor a un lugar en el que inicialmente no había nada”. 

Esta situación “derivó en un conflicto con el Ayuntamiento que ha generado un desgaste. Nadie entra en una asociación como esta para tener problemas y conflictos. Por eso, se apostó por otras alternativas, y al final hubo unanimidad a la hora de optar por un camino distinto, lejos de un inmueble municipal”.

Nicolás Sosa
Nicolás Sosa, presidente de la Peña Flamenca Buena Gente. | ELG

Encontrar hueco en el barrio de San Mateo parecía casi imposible, pero una vez que se produjo el milagro, había que rehabilitar el inmueble. Y en ese momento apareció la fuerza de los socios: “Un montón de gente ha dedicado sus recursos para que el proyecto fuera adelante sin más interés que su amor por el flamenco”.

Atraer a gente joven

Una vez que se ha dado forma a la nueva sede, ahora ‘sólo’ queda dar contenido a este brillante espacio cultural. Para esto también hay una hoja de ruta configurada por la directiva de la Buena Gente. Su presidente adelanta que “el objetivo ahora es evolucionar. Tenemos que mantener una serie de actividades, como nuestro concurso de saetas, pero no nos podemos quedar ahí. Tenemos que atraer más gente joven, hay que renovar la imagen e ir creciendo”. 

Para ello se quiere trabajar en un concepto, el de “vivir la experiencia del flamenco”. Y es que este cante, este baile, este toque se puede escuchar en muchos sitios, pero aquí la idea es que “el flamenco se viva de una forma muy particular en la nueva sede de la Peña Buena Gente. Se trata de un arte transversal que lo mismo entra con un vino, con un guiso, con una convivencia… y lo mismo se puede disfrutar con un recital programado que con un cante improvisado al golpe en nuestra barra”.

En definitiva, la Buena Gente tiene en su horizonte un proyecto redondo en el que aparece la formación, la convivencia, el flamenco más íntimo, en el que incluso cabe la transmisión de una tradición mediante las nuevas tendencias y en el que no se olvida el fin último de este tipo de asociación: “la difusión y conservación del flamenco”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Comparte con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Enlagloria.net | Todos los derechos reservados 2021-2022

Enlagloria.net, necesitamos su consentimiento y aceptación de las cookies, para que tengas una mejor experiencia de navegación en nuestro portal. Por tanto, ¿Aceptas las cookies?    Configurar y más información
Privacidad
X