Arcos Valley

Es mi primer artículo de opinión en esta página de En la Gloria y lo primero que quiero y debo hacer es agradecer la invitación y la confianza a Juan Souto, al que estoy seguro que acompañarán muchos éxitos con este proyecto.

Pensando en un tema para este estreno, llegué a la conclusión de que debería hablaros de un lugar donde se esté en la gloria, y, rápidamente, se posó en mis pensamientos Arcos de la Frontera y todo lo que está pasando por allí en relación al mundo del vino.

Hace un par de semanas tuve la suerte de visitar Bodegas Campestral, un sueño hecho realidad por la familia Troya, que después de dejar Andalucía hace unas décadas para buscar fortuna en Cataluña, han vuelto a su tierra con la preciosa intención de invertir aquí lo que con tanto esfuerzo y sudor ganaron allí. Y vaya si lo están haciendo. En una finca con vistas a la cola del pantano del Guadalcacín, al Torreón de la Sierra de Grazalema y a la Peña de Arcos, han levantado una suerte de parque temático del vino que gravita en torno la bodega pero que tiene también entre sus atracciones un delicioso hotel rural, un formidable restaurante, una piscina infinity pool, spa, parque infantil, apartamento, salones para eventos…Está todo terminado pero lo único que han puesto en funcionamiento es esa bodega que se nos presenta como el corazón de esta iniciativa y de la que ya salen unos vinos naturales, que se me antoja, son la sangre que dan vida a este magnífico espacio enoturístico. 

Bodegas Campestral. I CAMPESTRAL.ES

Os hablaré de los vinos de Campestral. Son absolutamente naturales, sin ningún tipo de aditivo. Andrés Troya y su equipo lo tuvieron claro desde el principio y el resultado son unos vinos entre los que podemos encontrar blancos, espumosos ancestrales, tintos, claretes y hasta un vino criado bajo velo de flor en depósitos de acero inoxidable . Una colección de vinos que ya están siendo comercializados dentro y fuera de España y que nacen del viñedo de la propia finca, que hunde sus raíces en nuestra luminosa tierra albariza. 

Pondrán en marcha el hotel, el restaurante y todo lo demás en unos meses, pero lo primero es consolidar el proyecto vitivinícola e intentar darle al consumidor los mejores vinos naturales del mercado. Y ahí está Campestral. En Arcos. Cerca de dónde se levanta Tesalia otra espectacular bodega que, de la mano de Richard Golding, está pariendo unos extraordinarios vinos tranquilos. En el mismo universo donde hace años ya se pusieron en marcha Huerta de Álbalá y Finca Moncloa, por ejemplo. Un paisaje y una tierra que nada tiene que envidiar a Napa Valley. En todo caso, se llamaría Arcos Valley, y lo tenemos en nuestra provincia de Cádiz…no hay color.

Javier Benítez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Comparte con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Enlagloria.net | Todos los derechos reservados 2021-2022

Enlagloria.net, necesitamos su consentimiento y aceptación de las cookies, para que tengas una mejor experiencia de navegación en nuestro portal. Por tanto, ¿Aceptas las cookies?    Configurar y más información
Privacidad
X